Guadamecíes

De procedencia medioriental, para algunos autores pudo surgir de la ciudad de Gadames (Libia) y de ahí el vocablo. Para otros el término proviene de la locución árabe “wad al-masir” que significa cubierta vegetal de vivos colores.

El guadamecí es piel de carnero metalizada con finas hojas de plata u oro, bruñidas, grabadas, ferreteadas y ricamente policromadas. Empleados como revestimiento mural en mezquitas, retablos, altares de iglesias, castillos y palacios. También se elaboran cofres, sillerías, cojines, etc.​​

Aunque estas técnicas se remontan a los siglos VIII o IX, fue en época posterior (siglos XVI y XVII) cuando tuvieron mayor auge y difusión, y se extendieron a numerosas ciudades de España y del resto de Europa. En el siglo XVIII se produjo la decadencia hasta su desaparición.

A principios del siglo XX, intelectuales y artistas se esmeran en recuperar el viejo arte de los “cueros de Córdoba”, que se introduce como especialidad en las escuelas de Artes y Oficios.

  • G_001
  • G_003
  • G- 017
  • detalle_sibila _delfica
  • estandarte_sibila_delfica
  • G_009
  • G_004
  • G_006
  • mateado_de_guadameci
  • G_007
  • G_010
  • G_030
  • G_C_001
  • G_C_002
  • G_L_001
  • G_L_003
  • G_M_001
  • G_S_001